Premis d’escacs

Llega el final del curso y, como cada año, tenemos que entregar los trofeos a los vencedores del torneo de ajedrez. En quinto y sexto, y durante el último trimestre, todos los alumnos participan en la “Liga Magòria de ajedrez”. Es el momento de demostrar los conocimientos adquiridos durante todos estos años de duro trabajo. A lo largo del curso, los alumnos van acumulando puntos con los ejercicios, los trabajos, las partidas, el respeto al rival y a la clase y otras actividades que realizan, para llegar al último trimestre con una buena clasificación.

Este año en quinto curso han destacado los dos alumnos federados, Oriol Bessa y Arnau Orobitg, que han participado en el campeonato escolar individual y por equipos con el Catalunya Escacs Club. El primer puesto fue para Oriol Bessa y en segunda posición quedó Arnau Orobitg, en una final que no cumplió con las expectativas. El tercer clasificado fue Èric Sánchez y, dentro del cuadro de honor, cabe destacar a Gal·la Estarelles, que, gracias a su esfuerzo y ganas de ganar, logró jugar la semifinal contra Oriol Bessa. También en este curso destacaron Víctor Ventura, Juli Argudín, Laia Marcadet y Núria Peris.

En sexto destacaré a Roc Pons, que luchó hasta el último día para ganar al jugador federado Roc Barragán. Pero, aunque opuso algo de resistencia en la final, Roc Barragán impuso su técnica y sus conocimientos para ganar el torneo. El duelo de los Rocs no eclipsó el gran tercer puesto de Gabi Magrinyà, que tuvo opciones de jugar la final. Cuarto quedó Max, que por fin conseguía la copa que llevaba dos años buscando.

En sexto quiero destacar las dos copas honoríficas que entregué con mucha ilusión a María Peribáñez y a Rut García. Premiando su esfuerzo, su trabajo y sus ganas de superación. Demostrando a todos que estos valores tienen más importancia que la clasificación final. El no darse por vencido de antemano y tener la confianza en uno mismo para conseguir lo que se proponga aunque requiera un esfuerzo extra, tiene más valor que ganar la partida. Como en cualquier deporte la derrota forma parte del ajedrez y de ella se aprende mucho más que de las victorias fáciles.

 

Patxi Molinas